martes, 24 de noviembre de 2015

Segun Andreas Kisser se seguirá hablando de la reunión de Sepultura toda la vida


El guitarrista Andreas Kisser tiene claro que la reunión de Sepultura es un sueño para muchos fans de la banda pero que sigue siendo inalcanzable. El guitarrista acaba de reconocer que se seguirá hablando del tema “toda la vida”. 

A continuación los detalles de lo expuesto por el músico:

“Creo que hablaremos siempre del tema. Desgraciadamente la gente sigue pegada a esa idea o a esa sensación que le provocamos un año determinado o una etapa determinada. Ellos no han desarrollado algo por sí mismos. No han evolucionado. Tuvimos que recomponer Sepultura desde la nada porque cuando Max se fue se llevó el management, la marca y el productor”.

“Se llevó todo lo que habíamos construido durante diez años. Fue muy complicado para nosotros. Perdimos a nuestro cantante, que era único, fue muy complicado pero lo peor fue reconstruir toda la estructura, la confianza de la discográfica y de los fans”.

“La campaña que hizo Max fue poco apropiada y su lema “o con ellos o conmigo” fue muy estúpido. Creo que este tipo de peticiones siempre van a estar ahí y siempre van a surgir de nuevo con el tiempo. Muchas bandas han pasado por lo mismo pero no te enteras”.

“Van halen, Megadeth, Black Sabbath, Deep Purple, Rainbow y Dio. Grandes músicos que no se pusieron de acuerdo y terminaron peleando. De esos enfrentamientos surgió una música increíble” comenta.

El mitico baterista Steve Smith confirma su regreso a Journey


Journey reconoce su futuro, tras el regreso del historico y mitico baterista Steve Smith. A partir del 2016, la batería del conjunto estará ocupada por Steve Smith. El músico es un viejo conocido, pues formó parte en algunos de los momentos más gloriosos de la banda, como son los discos "Escape" y "Frontiers". Tras su salida, en 1998, Deen Castronovo tomó su lugar, hasta producirse su salida, hace algunos meses, producto de sus problemas con la justicia, que lo condenó a libertad condicional.

Los planes para Journey es una gira que arrancará en mayo próximo, acompañado por The Doobie Brothers y Dave Mason.

Dead Cross, nueva formación punk formada por el ex-Slayer Dave Lombardo


El exintegrante y baterista de Slayer, Dave Lombardo está embarcado en una nueva aventura musical, confirmando la formación de Dead Cross, proyecto que armó con Justin Pearson, Gabe Serbian -ambos de The Locust- y Mike Grain (Retox). La temática musical estará enfocada en el hardcore punk, como lo describe el ex Slayer: "Derechamente, es un punk brutal... Creo que se inclina más por ese estilo, porque siento que la forma en que están las cosas en el mundo, una actitud punk es necesaria para ayudar a superar las cosas que están ocurriendo".

Pese a que no hay música grabada, Lombardo espera publicar un par de singles antes de fin de año, con la ayuda de Ross Robinson, productor que ha trabajado con Slipknot, Norma Jean, The Cure, Glassjaw, Korn y At the Drive-In, entre otros. "El nivel de músicos que hay es muy alto, así que no creo que hayan problemas para crear algo y publicarlo", promete el artista.

Entrevista a Eagles of Death Metal despues de los ataques en París (Video)


Los californianos Eagles of Death Metal tuvieron su primera entrevista realizada tras la tragedia que vivieron en París.

Jesse Hughes y Josh Homme hablaron públicamente sobre los episodios que se vivieron en Le Bataclan, el 13 de noviembre, donde cerca de un centenar de personas perdieron la vida, despues de que terroristas interrumpieran el concierto de la banda.

"Una de las razones por las que tantas personas murieron, es porque hubo mucha gente que no quiso abandonar a sus amigos. Muchas personas se pusieron delante de otras (para protegerlas)", relató el cantante, muy emocionado, en un fragmento de una entrevista con Vice.com.

El cantante relató también cómo todos aquellos que buscaron refugio en el camerino de la banda fueron asesinados, excepto uno.

"Los asesinos lograron entrar (al camerino) y mataron a todos, salvo un niño que se había escondido debajo de mi chaqueta de cuero", relató el músico con voz visiblemente afectada, reseñó AFP.

La versión completa de la entrevista será publicada la semana que viene.

Los atentados, que se cometieron simultáneamente en París y en sus alrededores, causaron la muerte de 130 personas, 89 en la sala de conciertos Bataclán, y centenares de heridos.

Concierto tributo a David Lee Roth. Steve Vai y Billy Sheehan entre otros

Mañana miercoles dia 25, varios músicos tributarán el primer disco de David Lee Roth. Steve Vai, Billy Sheehan y Gregg Bissonette -los músicos que tocaron en aquel trabajo- se unirán a Ralph Saenz, frontman de Steel Panther, en un único concierto, para recrear las canciones de "Eat 'em and Smile", álbum que Lee Roth publicó en 1986, luego de su salida de Van Halen. 

El recital marcará también la primera vez en años que Vai, Sheehan y Bissonette compartirán escenario.

Miercoles - 25 de noviembre, en el Lucky Strike Live in Hollywood.

Recordando a Freddie Mercury y sus 5 mejores actuaciones en directo (Videos)


Freddie Mercury nació  un 5 de septiembre de 1946 en Zanzíbar (Tanzania), Farrokh Bomi Bulsara, conocido por el resto de los tiempos como Freddie Mercury, falleció víctima del sida el 24 de noviembre de 1991, protagonizando así uno de esos trágicos días marcados para siempre en el recuerdo colectivo.

A pesar de que este martes se cumplen, por tanto, 24 años de su muerte, el líder de Queen, indomable carisma infinito y torrente creativo, se mantiene vivo a través de sus canciones, que le han situado como icono indiscutible de la música del siglo XX.

Y es que Freddie Mercury dejó para la posteridad algunas piezas sobresalientes y absolutamente esenciales en la historia del rock (y el pop), que alcanzaban su máxima expresión al ser presentadas en unas interpretaciones escénicas absolutamente salvajes.

Energía a duras penas controlada en cada actuación, con el irrefrenable respaldado por Brian May, John Deacon y Roger Taylor. Un cuarteto que cada noche encendía la chispa adecuada para asolar tu ciudad, con un directo memorable.

Por eso, para reivindicar la vigencia de Freddie Mercury 24 años después de que nos dejara, a continuación recopilamos cinco de sus mejores interpretaciones, tanto en estudio como en directo. Cinco momentazos que aún hoy siguen dejando sin aliento

BOHEMIAN RHAPSODY (1975)

Queen estaban a punto de convertirse en Queen después de tres discos frenéticos y excesivos. Y rompieron la baraja con Bohemian Rhapsody, incluida en su disco de 1975 A Night at the Opera. Es la obra maestra de Freddie Mercury, quien demostró una ambición creativa ilimitada al crearla. Desde su estreno aquel año, cada vez que la tocaban en vivo el mundo literalmente se detenía. Noche tras noche.


LIVE KILLERS (1979)

Después de cortarse su barroca melena pero antes de dejarse su inconfundible bigote, Freddie Mercury pasó por su etapa de cuero negro a finales de los setenta, quizás cuando Queen rockearon más indómitamente que nunca (antes de que llegaran los ochentas y, con la década, el coqueteo con el pop y el baile). De ello da buena prueba el directo Live Killers, su primer álbum en vivo, grabado durante la gira europea Jazz Tour de 1979.


LIVE AID (1985)

No era aún de noche cuando Queen salieron al escenario del Wembley Stadium de Londres el 13 de julio de 1985 para cumplir con sus quince minutos en el macrofestival contra la hambruna en África. Y según su actuación arrancó con Bohemian Rhapsody, los 72.000 presentes supieron que ese momento estaba siendo histórico. Más aún cuando el apresurado medley encadenó Radio Gaga, Hammer to Fall, Crazy little thing called love, We will rock you y We are the champions. Toda la grandilocuente magia de Queen condensada en los 15 minutos (bueno, se pasaron, algo más de 20) más famosos del rock de estadio televisado en directo para todo el planeta.


WEMBLEY STADIUM (1986)

Casi exactamente un año después de arrasar en el Live Aid, Queen volvieron a Wembley para un concierto propio el 12 de julio de 1986. Sin límites de tiempo, desarrollaron lo presentado 364 días antes durante dos horas registradas en uno de los directos más famosos de la historia. Hay momentos en los que pareciera que Freddie Mercury va a levitar. O mejor, surfear sobre la gran bola de fuego generada por Queen y amplificada por la multitud enfervorizada.

Dramáticamente, este fue uno de los últimos shows del grupo, que actuó por última vez el 9 de agosto de ese mismo 1986 ante 120.000 personas en el Knebworth Park también de Londres. Porque aunque Freddie siguió en activo hasta el inevitable final, se limitó al trabajo de estudio. Y así de tristemente todos perdimos a la bestia del directo.


WE WILL ROCK YOU + WE ARE THE CHAMPIONS

Da igual el año, de igual la gira, da igual el lugar (aunque nos quedamos con el concierto de Budapest el 27 de julio de 1986). Esta dupla de canciones aparece en el diccionario junto a la defición de épica de rock de estadio. Más allá de la incontestable música, Freddie aportaba teatralidad con su corona y su manto regio, convirtiendo el final de cada convierto en una ceremonia de coronación para la eternidad. God save the Queen.

Foo Fighters desvelan titulo de su nuevo EP: “Saint Cecilia EP”


La madrugada del pasado lunes, la banda desveló el misterio que habilitaron en su web oficial hará cosa de un mes. Al final lo que se llevaba rumoreando desde hace semanas, era un pequeño EP, de título “Saint Cecilia EP”, en el que se presentan cinco canciones – ‘Saint Cecilia’, ‘Sean’, ‘Savior Breath’, ‘Iron Rooster’, ‘The Neverending Sigh’ – que la banda grabó en Austin recientemente, tal y como os comentamos en su momento. 

La banda ha decidido rendir un pequeño tributo a los parisinos dedicándoles el EP mediante un comunicado. En él FF prometen “volver y celebrar la vida” con su música “algún día“. Dudamos que esta deuda se vaya a saldar con París (y con Barcelona) a corto término.

El EP puede ser descargado de forma directa en MP3, WAV y FLAC vía la web oficial de Foo Fighters. También a través de SpotifyApple Music y YouTube, mediante un audio adjuntado bajo estas líneas. La edición en vinilo puede ser adquirida junto a bundles varios en el store de FF.

La última voluntad de Freddie Mercury

freddie-mercury-23-05-13-a

El legado de Freddie Mercury no solo fueron las canciones de Queen, y cuando el cantante falleció, se consideró que en su testamento figuraban unos herederos muy peculiares… ¿Recibieron una fortuna sus adorados felinos?

Aunque era un secreto a voces, el 23 de noviembre de 1991, Roxy Meade, la agente publicitaria de Queen, confirmó algo que ya se veía venir desde lejos al leer unas palabras redactadas por Freddie Mercury: “Como consecuencia de las grandes conjeturas aparecidas en la prensa en las dos últimas semanas, es mi deseo confirmar que me he hecho las pruebas de VIH y tengo sida. 

Creo que ha sido conveniente el mantener esta información en secreto para proteger la intimidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado el momento de que mis amigos y mis fans de todo el mundo sepan la verdad y espero que todos se unan con mis doctores y aquellos que luchan contra esta terrible enfermedad. Mi intimidad siempre ha sido algo especial para mí y soy conocido por las pocas entrevistas que concedo. Por favor, comprended que esta pauta continuará”. Desgraciadamente, en menos de 24 horas, Freddie Mercury, a sus 45 años, no pudo aguantar más y se marchó para siempre.

Una bronconeumonía complicada por el sida fue la causa oficial de la muerte. Aunque Mercury acababa de reconocer que tenía esa enfermedad, la prensa británica, en especial el tabloide “The Sun”, llevaba años haciendo sus cábalas sobre el estado de salud del vocalista de Queen. En abril de 1987, Freddie descubrió que tenía sida y solo confió la desagradable noticia a tres personas: su pareja, Jim Hutton; su exnovia de juventud y amiga de toda la vida, Mary Austin; y el mánager de Queen, Jim Beach. 

Sus compañeros de la banda se enterarían más adelante, durante una cena, tal y como recordó Jim Hutton: “Alguien en la mesa tenía un resfriado, y la conversación abordó el azote de las enfermedades. En aquel momento Freddie seguía teniendo bastante buen aspecto, pero entonces, de repente, se remangó la pernera derecha de su pantalón y subió la pierna encima de la silla. Todos pudieron ver una herida abierta y supurante que tenía en la pantorrilla. Fue una conmoción. ‘¡Y vosotros creéis que tenéis problemas!’, contestó Freddie en su típico tono displicente. 

Nadie decía una palabra, y yo creo que todos estaban traumatizados. Pero a continuación, Freddie restó importancia al asunto y nos pusimos a hablar de otra cosa”. Mercury pidió a sus colegas que mantuvieran la enfermedad en secreto, pero hechos como que al álbum “The miracle” (1989) no le siguiera su consiguiente gira o un aspecto físico desmejorado servían para alimentar las suspicacias de los medios de comunicación.

“No quiero que se sepa, no quiero hablar de ello, solo quiero ponerme a trabajar hasta que ya no pueda hacerlo más”, fue la petición del cantante a los músicos y estos, como buenos confidentes, la tuvieron en cuenta. “Fue una decisión consciente tomada por Freddie y que nosotros respetamos”, recordó el guitarrista Brian May. “El motivo era poder seguir funcionando. 

Él quería hacer música y no quería que su vida se convirtiese en un circo, como seguramente habría sucedido si lo hubiera anunciado”. Seguir creando hasta la caída del telón era la razón que le quedaba a Mercury para continuar con vida, al menos, eso era lo que pensaba Mary Austin: “Yo creo que (el trabajo) era lo único que le hacía muy feliz. Le hacía sentirse vivo por dentro… en vez de que las cosas se volvieran aburridas, y que la vida se hiciera dolorosa… había algo por lo que Freddie trabajaba. 

La vida no estaba simplemente llevándole a la tumba”. Pero para el batería Roger Taylor, esta petición también escondía un cierto orgullo por parte del cantante: “Lo último que quería era llamar la atención sobre cualquier tipo de fragilidad o pérdida de fuerzas”. De hecho, así se lo reconoció el propio Mercury a May: “No quiero que la gente compre nuestros discos por lástima”.

En esta situación, Queen se embarcó en el que sería el último disco grabado con Freddie Mercury, “Innuendo” (1991). Taylor no pudo describir mejor cómo fue la creación del álbum al considerar que “’Innuendo’ se grabó arañando tiempo a la muerte”. ‘The show must go on’ no solo servía de épico colofón final, sino que además era una declaración de intenciones del carácter luchador de Mercury: “El espectáculo debe continuar. / Por dentro, mi corazón se está rompiendo. / Mi maquillaje puede que se esté desconchando. / Pero mi sonrisa permanece ahí. / Todo lo que ocurre lo dejo en manos del azar. / Otro dolor en mi corazón, otro romance fallido. / Una y otra vez, ¿alguien sabe para qué estamos viviendo?”. Sin embargo, la enfermedad venció y el espectáculo no pudo continuar.

Tras su muerte, comenzó a comentarse el contenido de su testamento: los principales beneficiarios fueron sus compañeros más fieles e incondicionales: sus gatos. A varios de ellos, Jerry, Tom, Oscar y Tiffany, les dedicó su primer álbum en solitario “Mr. Bad Guy” (1985) y también “a todos los amantes de los gatos del universo”. Su gata preferida, que siempre estuvo con él en su cama hasta el final, tuvo su propio homenaje en la canción homónima, ‘Delilah’, incluida en “Innuendo”. 

Incluso en el último vídeo que grabó, ‘These are the days of our lives’, donde se le podía ver físicamente deteriorado, apareció ataviado con un peculiar chaleco con estampado de felinos. El cariño que Freddie sentía por sus mascotas era tal que, cada vez que viajaba como consecuencia de las giras, les llamaba por teléfono para hablarles; por ello no resultaba descabellado que una de las excentricidades del artista fuera dejar sus pertenencias a sus mininos. En el libro “Freddie Mercury. 

Su vida contada por él mismo” (Robin Book), construido con declaraciones extraídas de las pocas entrevistas que concedió, el vocalista de Queen hace mención a su herencia: “Nadie más sacará un solo penique, excepto mis gatos Oscar y Tiffany. Aparte de ellos, no voy a regalar ninguna de mis cosas cuando esté muerto. Voy a acapararlo todo. Quiero que me entierren con todas mis cosas. Y aquel que quiera algo, puede venir conmigo. ¡Habrá muchísimo espacio!”. 

Aunque reconoce que no serán los únicos que reciban sus pertenencias en caso de fallecimiento: “El único amigo de verdad que he tenido es Mary. Ella heredará la mayor parte de mi fortuna. ¿Qué mejor persona a quien dejarle mi herencia cuando me vaya? Naturalmente, mis padres están en mi testamento, igual que mis gatos, pero la mayor parte iría a parar a Mary”.

A pesar de estas declaraciones, los adorados mininos de Freddie Mercury no se convirtieron en millonarios al heredar la vasta fortuna del cantante. En su testamento, Mercury repartía parte de su riqueza para sus padres y su hermana, Kashmira. Las tres personas que lo acompañaron en sus últimos días, su pareja, Jim Hutton, su cocinero, Joe Fanelli, y su asistente, Peter Freestone, recibieron una cantidad de quinientas mil libras cada uno. 

Como ya había comentado Freddie con anterioridad, la mayor beneficiaria fue Mary Austin, que recibió la mitad de la fortuna, valorada en ocho millones seiscientas mil libras, los derechos de autor de sus canciones y su mansión llamada Garden Lodge, situada en Kensington. Delilah, Oscar, Tiffany el resto de la pandilla no figuraban entre los destinatarios del testamento. 

Mary Austin no solo fue una exnovia dentro de la vida del vocalista, también ejerció el papel de esposa, hermana y madre. Solo ella sabe dónde se esparcieron las cenizas del líder de Queen. Ninguno de sus amantes varones pudo competir con Austin y es que Freddie Mercury, a pesar de ser uno de los iconos homosexuales del siglo XX, siempre consideró que el amor de su vida fue una mujer.