lunes, 21 de septiembre de 2015

Bruce Dickinson comenta que lo primero de Iron Maiden suena como un saco de mierda


El lider de la doncella de hierro, Bruce Dickinson no entiende por qué algunos de los principios de la producción musical del grupo se pueda describir como "punk", y en una entrevista dada al medio SPIN.com dejó bien a las claras lo que le pareció el sonido del primer álbum de Iron Maiden:

“Si echas un ojo a las entrevistas antiguas de Steve Harris, el odia el punk rock. El primer álbum de Maiden sonaba punky porque sonaba como un montón de mierda. Él odia ese disco. El primer cantante le daba un poco de ese rollo, pero la de punk es una atribución de la prensa. La banda lo odió absolutamente, porque no hay manera en toda la tierra verde de que Maiden alguna vez haya sido, incluso remotamente, una banda punk. Tan pronto como salió ‘Killers’, grabación con un sonido propio, era obvio. ¿Dónde está el sonido punk en ‘Killers’?”.

Detalles sobre Glenn Hughes y proxima fecha en Madrid


El vocalista Glenn Hughes, es considerado por muchos como una de las grandes leyendas vivas de la historia del Hard Rock, y regresa a Madrid tras más de cinco años sin pasar por la capital. En esta ocasión Glenn Hughes se presenta en formato de trío acompañado por Dough Aldrich a la guitarra (Whitesnake, Revolution Saints, Dio, Burning Rain, House of Lords, Hurricane, Lion...) y del batería sueco Pontus Endborg, reputado músico de estudio y directo que ha grabado y girado con artistas como Simple Red, Bobby Kimball, Jim Jidhed, Bill Champlin, Joe Lynn Turner o Jimmy Jamison entre otros.

Hughes comenzó su carrera a finales de los 60 como vocalista y bajista de la banda funk Trapeze, hasta que fue reclutado por Deep Purple para ocupar el puesto de Roger Glover. Con ellos grabó los últimos tres álbumes antes de la primera separación del grupo, entre ellos el exitoso "Burn" (1974).

Tras el fin de Deep Purple, en 1977 editó su primer álbum en solitario "Play Me Out" (1977). Más tarde creó diversos proyectos con otros músicos, dentro de los cuales destaca su alianza con Pat Thrall creando el dúo Hughes & Thrall o su aparición como vocalista de Black Sabbath en el disco "Seventh Star", con el guitarrista Tony Iommi como único miembro original del grupo. Después siguió una carrera en solitario que a día de hoy suma un total de 14 álbumes, siendo el último "First Underground Nuclear Kitchen", publicado en 2008. Más tarde volvería a grabar diversas colaboraciones con diferentes músicos, editando significativos discos entre los que destacan los grabados junto a Joe Lynn Turner y el súper grupo Black Country Communion con Joe Bonamassa, Derek Sherinian y Jason Bonham.

Por su parte, Dough Aldrich es conocido por ser el guitarrista de Lion y Bad Moon Rising, aunque su mayor notoriedad la alcanzó cuando fue parte de la banda de Ronnie James Dio entre 2001 y 2005 y por ser el guitarrista principal del retorno de Whitesnake desde el 2002 y hasta 2014.

El sábado 10 de Octubre Madrid se llenará de hard rock y de historia viva de la música.

GLENN HUGHES Featuring DOUGH ALDRICH on Guitar
+ Jared James Nichols
Sábado, 10 Octubre
Sala Arena (Madrid)
Apertura Puertas: 19:30 h.

Precios y puntos de venta:
• Anticipada: 25 € (+gastos de distribución)
• Taquilla: 30 €
• Entradas a la venta en Sun Records, Fnac, Carrefour, Halcón Viajes
• Venta On-Line: www.ticketea.com y www.ticketmaster.es

Sebastian Bach comenta su polemica boda, y del tour con Pantera en los 90


El ex-vocalista de Skid Row, Sebastian Bach ha declarado en una reciente entrevista para la televisión australiana, unas curiosas declaraciones, en las que ha comentado de su polémica boda y de Pantera.

De su boda ha aclarado que las entradas al precio de 300 dólares no eran para asistir a la ceremonia que le esposaría con Suzanne Le´, en California. “Las entradas eran para la fiesta posterior y el concierto a modo de jam, que era lo que estaría abierto al público, no para la boda”, ha declarado.

Pero la parte más jugosa de la entrevista es cuando le preguntaron sobre la mejor época de giras, y dijo que fue durante los 90´, cuando viajó con los miembros de Pantera en la gira de Skid Row, “Slave to the Grind Tour”. “Ha sido el tour más alocado que he vivido, Phil y sus compañeros estaban locos, pero en el buen sentido.

Fue muy divertido, por ejemplo, estaba yo haciendo las escalas vocales, preparando la voz, y ellos estaban haciendo mientras un reto de 14 chupitos de Crown Royal. Al terminar me dice, “Ok, estamos listos”. Era casi un ritual previo a los conciertos, y luego daban una locura de directo. Ahora es todo más serio y empresarial.”

Kevin Parker de Tame Impala le importa un carajo que sus discos sean pirateados


Al cantante e guitarrista de Tame Impala, Kevin Parker le da igual si sus fans se compran sus discos o los descargan ilegalmente. Así se lo ha hecho saber a Mary Anne Hobbes en su programa de 6 Music, lo único que le hace feliz es que su música guste, pague la gente por ella o no.

Mary Anne incidió de un modo especial en su entrevista con Kevin en si la música debería ser gratis o no.

En realidad Kevin no piensa que la música debería ser gratis, pero no se preocupa demasiado por la entente música- dinero, y piensa que es una pérdida de tiempo intentar parar a la gente de hacer una cosa que va a continuar haciendo. Y también instó a los fans a no hacer caso a las bandas que venden su música a compañías para meterla en anuncios como un medio alternativo para ingresar más dinero.

“Hay algunos CDs para los que ahorré durante meses para poderlos comprar. Pasaba literalmente dos meses ahorrando para comprar un CD. Pero luego más tarde un amigo me “tostaba” los Cds que había descargado ilegalmente, y era una experiencia poderosa, incluso aunque la calidad de sonido fuese un poco cutre”.

“Para mí eso demuestra que en realidad no se trata de cuánto pagues por ello, o incluso si es o no algo físico, puede tener un efecto en ti. No estoy seguro de que dice sobre los artistas que hagan dinero en el futuro. Obviamente los artistas necesitan hacer dinero, pero también creo que si haces algo bueno la riqueza va a topar contigo de alguna manera”.

¿Tira Kevin Parker piedras contra su propio tejado? Quizá sí. Habla desde un punto de vista más artístico que de comerciante. Una visión poco fenicia de la música, cuasi desinteresada.

“Si la música es libre, creo que cambia la experiencia, pero no necesariamente la abarata. No por ello es menos profunda”.

“Yo solía descargar música ilegalmente, todo el mundo lo hace. Nadie es inocente. Si alguien dice: ‘me encanta tu álbum, pero lo he descargado de forma gratuita”, entonces ¡bueno! No quiero sus 20 dólares”.

Dream Theater prosigue la producción de su nuevo y ambicioso disco


Los estadounidenses Dream Theater, continúan con la grabación y producción de su nuevo disco desde enero, y planea publicarse a comienzos de 2016.

Últimamente llegan las noticias de la banda por parte del guitarrista John Petrucci. Petrucci no tuvo inconveniente en afirmar de manera rotunda que lo mejor de la carrera de los neoyorquinos está aún por llegar.

Y ahora ha explicado a Revolver Magazine que el disco será “un paso más adelante en la progresión de la identidad creativa de la banda“.

Además, explica que cada vez que entran en el estudio, “siempre intentamos crear algo que sea mejor que lo anterior“.

El guitarrista añade que ” Todos en la banda tenemos esta actitud en la que nos gusta lo que hacemos, y tenemos mucha suerte de poder hacerlo, y creemos que lo mejor está por venir, ésa es parcialmente la razón por la que nuestro último álbum tiene el nombre del grupo, porque significó un nuevo principio, y la fuerza que tenemos de creer en el futuro de la banda. ”

Sobre el proceso de composición del disco, Petrucci dice: “Un nuevo álbum es como un fresco e inspirador lienzo sin pintar, y me encanta tener la oportunidad cada par de años de reinventarnos, de intentar algo nuevo y empezar desde cero“.

“Pero dada la trayectoria de la banda, – afirma – tienes que tener en cuenta lo que hemos hecho ya, lo que no hemos explorado aún y lo que no únicamente nos mantiene a nosotros interesados, sino que también mantenga a los oyentes entusiasmados“.

Don Felder hoy esta de celebración, en su 68 cumpleaños


Tal dia como hoy hace 68 años (1947), nacia en Gainesville, Florida, Donald William Felder, mejor conocido por  "Don Felder", es un músico y cantautor, conocido principalmente ser el guitarrista líder de  Eagles.

Don Felder tuvo por primera vez atracción a la música después de ver a Elvis Presley en vivo en The Ed Sullivan Show (El show de Sullivan). Tuvo su primera guitarra a la cercana edad de diez años, la cual él anunció había intercambiado con un amigo por un puñado de caramelos de cereza.

Fue influenciado fuertemente por el Rock and roll y al cumplir quince, armó su propia banda, The Continentals, la cual alcanzó la fama con Stephen Stills de Crosby, Stills & Nash. En la misma época conoció a Bernie Leadon, que se convertiría después en fundador de The Eagles.

Él y Bernie cursaron en la secundaria de Gainesville en Gainesville, Florida. Bernie remplazó a Stills y renombraron la banda a The Maundy Quintet (El Quinteto Maundy). Una nota interesante: en el anuario de 1966 de la secundaria de Gainesville The Maundy Quintet se ve junto a otro estudiante de la secundaria Gainesville, y su banda que estaba destinada a la fama; Tom Petty y su futura banda Epics. Don Felder le dictó clases de guitarra a Tom Petty durante un año y medio en una tienda musical, y aprendió la técnica del slide de Duane Allman.

Después de que la banda se disolvió, Felder viajó a Nueva York con una banda llamada Flow, la cual publicó un único álbum de jazz. Mientras tanto en Nueva York, Felder mejoró su destreza en la guitarra y aprendió varios estilos.

Después de que Flow se terminara, Felder se mudó a Boston, donde consiguió un empleo en un estudio de grabación. Allí, a través de su amistad con Leadon, conoció al resto de los Eagles en 1971, cuando estaban en su primer tour. En 1972, Felder se mudó a California donde estaba contratado como guitarrista para un tour hecho por David Blue.

Felder ayudó a Blue a organizar juntos un tour , durante este tiempo abrieron algunos espectáculos de Crosby and Nash en noviembre de 1973 y a abrir el teatro Roxy en Hollywood, California para Neil Young y Santa Monica Flyers. Felder remplazó a David Lindley (quien se enfermó fuertemente) en Crosby and Nash. También practicaría e improvisaría en tiempos de ensayos con Eagles.

En 1974, Felder fue reclutado por The Eagles para tocar al estilo Slide en su canción "Good Day in Hell". Al día siguiente lo llamaron para que se uniera a la banda. La banda se trasladó de su estilo country rock, al estilo rock. En su cuarto álbum, One of These Nights, Felder hizo la voz principal en la canción "Visions", la cual compuso junto a Don Henley. Joe Walsh consecuentemente se unió a la banda al año siguiente (1976), después de la salida de Bernie Leadon.

El primer álbum que publicaron después de su cambio de imagen fue Hotel California, el cual se convirtió en un éxito a nivel mundial. Felder compuso la música para la canción del álbum Hotel California, y originalmente la había introducido, como un demo instrumental para Henley y Frey quienes primeramente la llamaron "Mexican Reggae". Se convirtió en la canción más exitosa que habían grabado.

Después de publicar Hotel California y el tour que se hizo justo después, los Eagles se vieron bajo presión extrema para repetir este éxito. en su siguiente álbum, de 1979 The Long Run, se tomaron casi tres años para completarlo. La banda terminó en 1980, ostensiblemente para bien. Cuando estaban de tour, Felder fue visto algunas veces usando una guitarra Gibson Custom Shop Double-neck SG. En 2010, la Gibson Custom Shop sacó a la venta una edición limitada autografiada Les Paul y EDS-1275 en honor a Felder.

Después de acabar con The Eagles, Felder se enfocó principalmente en su familia, y además se enfrascó en una carrera de solista. Trabajó en el álbum de Bee Gees, "Living Eyes" de 1981, como guitarrista de sesión. En 1983, publicó un álbum de Rock and roll titulado Airborne del que hasta la fecha queda su solo de LP, además contribuyó a las canciones "Heavy Metal (Takin' a Ride)" (con ex-miembros Don Henley y Timothy B. Schmit con voces secundarias) y "All of You" a la banda sonora de la película Heavy Metal de 1981, así como el tema de apertura de The Wild Life. Entre 1985 y 1986 presentó un show de comedia musical llamado FTV. En 1986 escribió y realizó toda la música y el tema de la serie animada Galaxy High.

En 1994, The Eagles (incluyendo a Felder) se reunieron para un concierto al aire en MTV, el cuál resultó en el nuevo álbum Hell Freezes Over. Felder continuó como miembro de The Eagles durante los conciertos de año nuevo desde 1994 hasta 2000.

Felder interpretó con The Eagles (con todos los miembros, actuales y ex-miembros) en 1998 en la ciudad de Nueva York ára la inducción de la banda en el Rock and Roll Hall of Fame. Los siete artistas interpretaron juntos los temas "Take It Easy" y "Hotel California".

El 9 de octubre, el primer nuevo álbum, después de tres décadas llamado "Road to Forever" fue publicado. El sencillo del álbum se llama "Fall from the grace of love.

Felder interpretará a los donantes de la campaña presidencial de Mitt Romney en la Convención Nacional Republicana el 8 de octubre de 2012.

En el año 2000, Felder se divorció de su esposa de 30 años, Susan Felder. Se conocieron cuando Felder estaba consiguiendo nivel musical en Gainesville, Florida. Tuvieron cuatro hijos: Jesse, Rebecca, Cody y Leah. Se comprometió con la agente de bienes raíces Katherin Nicholson in 2007. Felder reclama que Nicholson fue la que impulsó la separación de The Eagles y para formar una nueva banda. Nicholson y Felder tienen juntos un hijo.

Felder escribió un libro de su vida Heaven and Hell: My Life in the Eagles (1974 - 2001) en 2006. Lo publicó a principios de 2008 y rápidamente se convirtió en un afamado de New York Times, el libro cuenta su vida completa, describiendo su tumultuosa relación con Glenn Frey y Don Henley, y relata su propia versión de su salida de la banda en 2001.

El 6 de febrero de 2001 Don Felder fue expulsado de The Eagles. Felder respondió presentando dos demandas en contra de "Eagles, Ltd., una corporación de California, Don Henley, un individuo, Glenn Frey, un individuo, y Does 1-50", denunciando despido injustificado, incumplimiento de las garantías implícitas en el contrato e incumplimiento del deber fiduciario, al parecer buscando $50 millones en daños y perjuicios.4 5

En su última tutela, Felder alegó que desde la gira Hell Freezes Over en 1994, Henley y Frey habían "...insistido que ellos cada vez recibían un porcentaje mayor en las ganancias de la banda...", mientras que el dinero había sido previamente dividido en cinco partes iguales. Felder también les acusó de haber sido obligado a firmar un contrato en donde se decía que Henley y Frey recibirían tres veces más de Selected Works: 1972-1999 de lo que Felder recibiría. Este box set, publicado en noviembre del 2000, ha vendido aproximadamente 267,000 copias a $60 cada una.

Henley y Frey contraatacaron a Felder por incumplimiento de contrato, denunciando que Felder había escrito e intentado vender los derechos a una publicación del libro. El libro, Heaven and Hell,6 fue publicado en el Reino Unido el primero de noviembre de 2007.7 La edición estadounidense de Heaven and Hell fue sacada al público por publicaciones de John Wiley & Sons el 8 de abril de 2008,8 with Felder embarking on a full publicity campaign surrounding its release con Felder embarcado en una campaña de publicidad completa en torno a su expulsión.

El 23 de enero de 2002, la corte del condado de Los Ángeles consolidó las dos tutelas el 8 de mayo de 2007, el caso fue resuelto fuera de los tribunales por una suma de dinero no revelada.

En una entrevista en 2008 promocionando su libro, Felder indicó que aún le quedan amigos y compañeros como los ex de The Eagles, Bernie Leadon y Randy Meisner. Sin embargo, cuando se le preguntó si aún tenía contacto con Don Henley y Glenn Frey, actuales miembros de The Eagles, Felder dijo que las únicas respuestas que ha obtenido son las de sus respectivos abogados.

El Rock In Rio de Brasil estalló con Metallica (Video)


El pasado Sabado, la banda californiana regaló un avasallador e atronante expectaculo en el Rock In Rio y mostró que la trayectoria de este festival está cada vez más unida a sus sonidos, sin la que hasta el nombre del festival perdería sentido.

No en vano el grupo ha estado presente en ocho de las 16 ediciones del Rock In Rio, en especial las más recientes, incluyendo tres en Río de Janeiro, tres en Lisboa, una en Madrid y otra en Las Vegas (EU).

En esta edición de 30 aniversario, Metallica no podía faltar y aprovechó para organizar un concierto muy anclado en su pasado más metalero, aunque tampoco faltaron varios de sus éxitos más modernos.

Los propios organizadores del festival han querido de hacer de esta edición una de las más rockeras y, al contrario de ediciones pasadas, han dedicado tres de las siete noches de conciertos al rock duro y al metal.

El grupo californiano repitió hoy la táctica del Rock In Rio de Las Vegas del pasado mayo y se congració con el público permitiendo que un centenar de personas, elegidas por sorteo de entre su club de fans de Brasil, acompañasen la actuación en el mismo escenario.

El largo repertorio de la banda arrancó con un frenético Fuel e incluyó temas añejos como One o Unforgiven, un atronador Master Of Puppets y otros éxitos más modernos como Whiskey In The Jar que fueron coreados de principio a fin por un público entregado que se sabe de memoria cada una de las canciones de la mítica banda.

Poco después del inicio del concierto un problema técnico durante un solo de guitarra -la desconexión de un cable de sonido- obligó a parar la presentación durante unos cinco minutos, lo que ocasionó algunos abucheos del público y una queja del solista, James Hetfield.

A pesar de ese pequeño incidente, Metallica prosiguió el concierto con energía y conectando con un público muy participativo que siempre abarrota todas las actuaciones del grupo en Brasil.

Metallica dejó para el final dos de sus temas más conocidos, Nothing Else Matters y Enter Sandman, que supuso el colofón de una noche muy metalera y en la que predominaron las canciones más antiguas de la banda.
Sábado colmado de metal

Antes de Metallica calentó motores otra banda de heavy con tres décadas de carretera, Mötley Crüe, que ofreció un espectáculo intenso adornado por un poco de pirotecnia.

Durante Shout To The Devil, Nikki Sixx encendió un potente lanzallamas acoplado a su bajo que desprendió una larga llamarada que se elevó varios metros y aumentó la temperatura en las primeras filas del público entregado al rock de la banda californiana, que está inmersa en su gira de despedida.

Una grata sorpresa para el público brasileño fue la banda británica Royal Blood, creada en 2013 y compuesta por tan solo dos integrantes: el cantante y bajista Mike Kerr y el batería Ben Thatcher, que ofrecieron un espectáculo de puro ritmo con nada más que dos instrumentos.

El dúo británico mostró que un bajo y una batería sobran para reproducir el sonido de una banda entera, con el que llenar un enorme escenario como del Rock In Rio y cautivar a 85 mil espectadores.

Otra de las bandas más aplaudidas de esta primera noche de rock fue Korn, uno de los pioneros del nu metal, cuyo concierto, de forma incomprensible al menos para el público brasileño, fue programado para el escenario Sunset, el segundo en importancia del recinto.

Mientras decenas de miles de asistentes se apiñaron en una zona algo angosta de la Ciudad del Rock para escuchar el repaso por los 20 años de éxitos de Korn, el escenario principal se quedaba medio desangelado para el concierto de la banda francesa Gojira, con el que se solapó unos minutos.

Gojira, nombre japonés del monstruo Godzilla -antiguo nombre de la banda-, fue el encargado de abrir el telón en el escenario principal con una atronadora y ensordecedora sesión de progressive death metal que hizo temblar los cimientos de la Ciudad del Rock.

La decimosexta edición del Rock In Rio comenzó este viernes y celebrará en total siete días de conciertos, tres de ellos dedicados al rock duro y al metal.

Y para disfrutarlos, que mejor ver este acojonante concierto al completo: